Un buen vino es como una buena película: dura un instante y te deja en la boca un sabor a gloria, infinito. Federico Fellini